20 may. 2016

Protección solar: información básica que siempre se te olvida

Cada vez somos más conscientes de la importancia de la protección solar y por qué hay que utilizarla todos los días. Aprovechando que aquí ya se acerca el verano y antes de hacer las reseñas de los productos solares que tengo en uso, voy a refrescar los conceptos básicos de la protección solar facial por si algún despistado los ha olvidado. ¿Los vemos?




La luz ultravioleta de la luz solar se divide en tres bandas: los rayos UVA, los UVB y los UVC, de estos últimos puede que nunca hayas oído hablar porque no nos interesan de cara a la protección solar ya que son filtrados por la atmósfera y no nos llegan a afectar. Los UVB son los que nos  causan las quemaduras solares mientras que los UVA nos queman menos pero penetran más profundamente en nuestra piel y son los principales responsables del envejecimiento cutáneo.



Para protegernos de los rayos ultravioletas utilizamos las cremas solares y probablemente alguna vez te has sentido desconcertado por no saber qué protección debes usar, yo recuerdo que cuando era pequeña una protección de 15 nos parecía muchísimo y no la queríamos usar “porque no nos pondríamos morenos” mientras que ahora parece que si usas menos de un SPF 30 estás cometiendo una locura para tu piel, pero ¿qué significan estos números?.

El SPF es el factor de protección solar (Sun Protection Factor) y su número indica el tiempo que tarda tu piel en enrojecer usando la protección frente al tiempo que tarda sin usarla, por ejemplo, si yo sin protección puedo estar al sol 8 minutos antes de ponerme roja, usando una crema con SPF 50 podría estar 400 minutos. Como veis hablamos de “enrojecer” por lo tanto el SPF nos mide la protección frente a los UVB pero no frente a los UVA.

Atención, es importante que sepáis que no todos los países usan el mismo estándar para medir el SPF, aunque desde 2006 se llegó a un acuerdo entre Europa, EEUU, Japón y Sudáfrica  y se utiliza el mismo, hay otros países como Australia que realizan pruebas diferentes, esto no quiere decir que uno sea mejor que el otro sino que no te va a proteger el mismo tiempo una crema con SPF 35 si es europea o si es australiana.

En algunos productos solares encontramos también otro índice que es el PA (Photo Aging) que señala la protección frente al foto envejecimiento, hablamos por lo tanto de protección frente a los UVA, en éste caso la graduación no se hace numéricamente sino mediante “+” que pueden ir de una a cuatro, por lo tanto una crema con PA ++++ sería la de máxima protección. Los japoneses fueron los “inventores” del PA midiendo el oscurecimiento pigmentario de la piel, esta prueba posteriormente fue adoptada con modificaciones por parte de la Comisión Europea.

Protector japonés


Encontramos el PA en todos los productos japoneses y por extensión en los asiáticos, pero en los europeos aparece sólo la palabra “UVA” enmarcada en un círculo, en cualquier caso en Europa se ha legislado sustituir gradualmente la clasificación de SPF+UVA por las categorías de protección “baja”, “media”, “alta” y “muy alta” que corresponden con los actuales SPF 6-10, SPF 15-25, SPF 30-50 y SPF 50+ más la protección UVA.  

Protector europeo


EEUU también está adoptando un sistema similar al europeo pero con diferencias, pero no os vuelvo más locos con los matices, ya que en éste blog sólo tengo intención de reseñar productos solares asiáticos o europeos.

Otro punto a saber es que existen protectores químicos y físicos, los primeros absorben los rayos y los segundos los reflejan. Los físicos son naturales (minerales) y suelen ser más apropiados para personas con alergias, el problema es que suelen dejar un velo blanco, aunque esto cada vez está más superado.

¿Y esto es todo?, ¿basta que me aplique en verano una crema con un SPF 50 PA++++ y ya me puedo olvidar de todo?, bueno, la respuesta es NO. 

Seguramente muchos ya los sabéis pero voy a recordar algunos puntos importantes:
☼  El protector no se debe usar sólo en verano, sino todo el año. Dependiendo de dónde vivas puedes variar el índice de protección según la época del año. Yo que vivo en una zona muy soleada en invierno utilizo un SPF30 y a partir de primavera un SPF+50. 
Es cierto que si no se toman suplementos es bueno tomar el sol sin protección ya que así sintetizamos la vitamina D, pero para ello hacen falta pocos minutos al día y desde luego no hace falta que sea en nuestra cara.

Tu factor de protección también dependerá de tu tipo de piel, no es lo mismo lo que yo necesito que soy de la familia Casper de lo que necesita una persona de piel oscura, ¡pero hay que protegerse en cualquier caso!

Tienes que usar la cantidad necesaria de crema, no basta con que apliques una capa finísima o que pienses que por usar un fondo de maquillaje con SPF20 ya estás lista para todo el día, no es así. Con carácter general para la cara y cuello hay que usar aproximadamente la cantidad equivalente a una moneda de euro, o 1/4 de una cucharadita de postre.

No basta con que te pongas tu protector a las siete de la mañana y te olvides para todo el día… si vas a estar en la calle, en el campo, paseando, etc. debes renovar la protección.

Por último, ¡recuerda que la mejor crema antienvejecimiento es el protector solar!

Os pongo un cuadro resumen del blog de Pico Prince, me encanta porque es súper explicativo además de monísimo.

picoprince.com


… y después de todo este speech os voy a contar mi triste realidad: No he sido muy constante en el uso diario de protección solar aunque ahora estoy intentando enmendarme. No me ha ayudado demasiado que he probado unos cuantos protectores solares pero me ha costado mucho encontrar uno para uso diario, por lo que éste pasado invierno no los he usado demasiado, con los que son para las vacaciones no tengo muchos problemas pero para usar en el día a día todo el año… uffffff:  Unos son demasiado pegajosos (y ya sabéis lo que pienso yo de lo "sticky"), otros me dejan brillante como una bombilla todo el día, otros me sacan granitos…

Mi cuatro últimos protectores solares: De Japón, Corea y España


Os enseño mis últimos cuatro protectores que reseñaré en próximas semanas y os hago un pequeño spoiler: uno no he sido capaz de usarlo más de dos veces, otro sólo me sirve para el invierno, otro no está del todo mal pero tampoco me enloquece y otro ¡¡es maravilloso!!, ¡¡un hallazgo!!. 

La solución… en próximos posts.

Y vosotras ¿sois constantes en el uso de protector a diario?, ¿cual es vuestro favorito?

7 comentarios:

  1. Hhmmm el que sólo te sirve para invierno es el de Innisfree, el que has usado dos veces el de Amapola, el que no está mal es el spray de Missha y el que te ha sorprendido es el de Bioré ... veré si gano jaja

    Me ha encantado el post, y en mi caso soy de las que se protege del sol TODO EL AÑO, me pongo roja fácilmente y la piel me arde, nunca he sido fan de tomar el sol y detesto el verano. El problema es que no soy blanca, si no morena clara, y es difícil usar un protector solar que no me deja la cara de casper, hasta el momento de los que he probado que no me dejan la cara blanca está uno de Innisfree, eco safety waterproof, y el all around safe waterproof de missha.

    Estaré pendiente de tus entradas futuras, el de Bioré hay muchas personas que lo aman, y siempre he tenido el gusanillo de probarlo, nos seguimos leyéndo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a ver... no quiero desvelar los próximos posts pero te adelanto ¡que sólo has acertado en uno! jajaja
      A mi tampoco me gusta tomar el sol y también me pongo colorada con facilidad, pero es verdad que al ser paliducha se me nota menos el blanco de los protectores físicos. Ya te cuento que el que me ha sorprendido-encantando no deja nada, nada blanco (pero es protector químico)
      ¡Buen finde!

      Eliminar
    2. Jajajaja bueno uno de cinco es mejor que ninguno. Bueno a esperar la reseña del protector que te ha gustado.

      Eliminar
  2. Venga va, no me dejes con la duda existencial jolin! xD Dime que es el de Missha el que es maravilloso... Yo tengo la versión rosa que es suuuuuper fluido, suuuper light, tiene factor 50 y encima deja la piel maravillosa y estoy encantadísima de la vida. Para qué buscar otro cuando he encontrado uno que no te deja nada de nada de nada pegajosa ni pesada la piel?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo te cuento que tendría que probar la versión rosa, porque la versión blanca de Missha NO es maravillosa para nada :O
      Desde luego si te va bien el rosa no te pongas a experimentar, para mi una de las cosas más pesadas del mundo ha sido encontrar un protector que me fuera bien ¡pero ya lo tengo! (desvelado el misterio, en breve ;-) )

      Eliminar
  3. Muy buen post... sobre todo para abandonadas como yo... me has convencido de la necesidad de ser más constante con el uso del protector solar con la frase: ¡recuerda que la mejor crema antienvejecimiento es el protector solar! :-)
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegra mucho que te haya gustado!
      Puede parecer un poco rollo pero es cuestión de acostumbrarse, ¡no cuesta nada poder la protección como último paso de la rutina antes de maquillarse ! (o de salir a la calle sin maquillar), sólo hay que encontrar el protector que mejor se adapta a nuestra piel.
      Gracias por comentar Maica!

      Eliminar

Espero con ilusión tu comentario, lo leeré encantada y siempre intentaré responderte.
Si quieres que visite tu blog dímelo, puedo acceder por tu perfil, pero por favor no pongas links porque esos comentarios tendré que borrarlos. ¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...